Exils

 Fabrice Murgia

Estreno 24 de enero 2012 | Théâtre National Bruxelles

Entre documental e imaginario, real y virtual, actores y marionetas cuentan el destino cruzado de un exiliado que desembarca en Lampedusa y el de una policía encargada de expulsar a los recién llegados.

Para hablar de la ciudad, de la Europa actual, y por lo tanto de la noción de vida en común, el  joven director teatral ha querido abordar con Exils la temática rica y proteiforme de la emigración y las fronteras.

“He centrado mis investigaciones en el espacio Schengen”, explica. “Es cierto que la creación de este espacio europeo sin fronteras internas permite conectar mejor a los países europeos entre ellos. Pero en mi opinión está dando lugar a una fortaleza, a una Europa replegada sobre sí misma convertida en un espacio estanco”.

En Dakar, donde colabora en un proyecto de formación y profesionalización de las artes escénicas llamado “Fotti”, Fabrice conoció a El Hadji Abdou Rahmane Ndiaye, un actor senegalés. Contrapone su destino de emigrante con el de tres europeos asfixiados por la culpabilidad rampante del poscolonialismo. Hasta el punto de enfermar, literalmente. Así es como el plural del título adquiere todo su sentido: en esa Europa-fortaleza, el exilio no sólo es el del emigrante, sino también el de los jóvenes europeos exiliados en su propio mundo, casi físicamente, en una sociedad que los rechaza. La cuestión central del trabajo de Fabrice Murgia es esa “imposibilidad de encontrar tu sitio” en tu propia sociedad.

Producción: Théâtre National/Bruxelles
Coproducción: Odéon-Théâtre de l’Europe/Paris, Teatro Stabile di Napoli. Con la colaboración del Teatrul National Radu Stanca/Sibiu.

El taller ciudadano Moving cities Bruxelles ha complementado la producción y la gira.